Yoga con Alicia

He practicado yoga desde hace más de 20 años. Nunca imaginé que sería profesora, sin embargo es una de las facetas de mi vida que más alegría y plenitud me reporta.

He practicado con numerosos profesores y diferentes estilos. Finalmente me he sentido muy a gusto con el estilo vinyasa, yoga dinámico, aunque sin olvidar el hatha yoga, mezclando en mis clases ambos estilos.

Empecé enseñando meditación, estoy iniciada en el desarrollo personal por Fernando Díez a quien he seguido desde que le conocí con 14 años.

La meditación y la concentración se trabajan en mis clases coordinando ejercicios con respiración. De esta manera no solo trabajamos sobre el cuerpo volviéndolo más flexible, fuerte y joven si no que desarrollamos otras capacidades; por ejemplo, la voluntad, la capacidad de estar presentes, la capacidad de concentrarnos y de serenarnos…al fin y al cabo, entrenamos para ser felices.

Me gusta practicar otros deportes, especialmente la natación y dar paseos por el campo. Adoro la montaña. Sin embargo, el yoga nunca deja de sorprenderme, es una práctica muy agradecida. Con constancia se va convirtiendo en un constante “recibir regalos”.

Gracias al yoga, tengo por fin la seguridad y confianza en mi cuerpo que he anhelado desde niña. Para el yoga, nunca es tarde ni temprano.